Inseminación Casera el caso de Ana y Rosa

Por: Rosa Ricardez. Jueves, 7 de febrero de 2013

 

¡Hola! Aquí les voy a compartir toda la información basada en nuestra experiencia personal acerca de la inseminación casera (inseminación artificial Intravaginal).

Primero que nada, les dejo un poco de información para que se den una idea de cómo es y las diferencias entre los diferentes tipos de inseminación asistida.

Podemos decir que hay tres tipos de inseminación asistida:

1. Inseminación Artificial Intrauterina

La inseminación artificial intrauterina es un procedimiento donde el semen se procesa y los espermatozoides se reconcentran para ser depositados posteriormente en el útero usando un tubo (catéter) de material sintético delgado y flexible. La inseminación artificial intrauterina es menos costosa que un ciclo de Fecundación in Vitro, sin embargo la tasa de embarazo con inseminación artificial intrauterina es significativamente menor que con IVF. Generalmente se recomiendan tres ciclos de inseminación artificial intrauterina.

2. Inseminación Artificial Intravaginal

En este tipo de Inseminación Artificial el semen, tal como es eyaculado, es colocado en el fondo de la vagina. Es la técnica de Inseminación Artificial que se utiliza en los casos de imposibilidad de realizar el coito por parálisis o disfunción sexual. El procedimiento es realmente muy sencillo ya que usted podría realizarlo sin ayuda de un tercero, en su propio hogar. Para ello, se deberá utilizar una muestra de esperma de su pareja o del donante que hubiera seleccionado. Esta muestra deberá colocarse dentro de una jeringa estéril.

3. Inseminación Artificial Intracervical

La Inseminación Artificial Intracervical, o ICI, es uno de los tipos de tratamientos de Inseminación Artificial que se realiza con mayor frecuencia. Este tipo de Inseminación Artificial es un procedimiento relativamente rápido y generalmente indoloro que deposita espermatozoides de un donante o del conyugue de la mujer que se lo realiza, directamente en el cuello del útero, con lo que se aumentan radicalmente las posibilidades de que los espermatozoides se abran camino por el útero y las trompas de Falopio, donde puedan fertilizar el óvulo.

Si se dan cuenta, en la descripción aparentemente la inseminación Intravaginal y la Intracervical son parecidas, la diferencia es que, en la Intracervical, igual que en la intrauterina el semen tiene que ser procesado para extraer sólo el esperma. Puede ser esperma de un banco, en cambio, en el caso de la Intravaginal puede ser al momento de producirse (con donante conocido).

Bueno hasta aquí esto fue lo que leímos para poder tomar una decisión. Ahora les contaré nuestra experiencia.

Primero que nada, mi nena fue a hacerse un ultrasonido. Esto para ver que todo estaba en perfectas condiciones para poder gestar a nuestra hija (nosotras tomamos la decisión de que mi nena gestara porque, entre muchas otras cosas, ella es regular en su periodo esto aumenta considerablemente las posibilidades de quedar embarazada con este método).

Ya teniendo al donante, nosotras le pedimos que fuera en los días fértiles de mi nena (aquí hubo trabas porque él no podía ir todos los días solo fue dos días), entre más veces lo hagan mejor. El donante iba a la casa y en un vaso esterilizado nos dio el semen. Mi nena mantuvo el semen a temperatura corporal, entre las piernas (también puede hacerse entre los pechos), aproximadamente unos 15 minutos. Es importante no excederse de este tiempo, pero tampoco apresurarse pues es importante “reposarlo.” Mientras tanto, él se iba.

Ya con el semen “reposado,” y una vez que el donante se retiró, nosotras teníamos que hacer nuestra parte, la más importante: excitar a la gestante (¿qué sacrificio no? jejeje). No es necesario que llegue al orgasmo (aunque es más divertido), luego hay que tomar el semen con una jeringa estéril e introducirlo en la vagina. Era como si yo me viniera en ella introduciendo la jeringa y lo más fuerte posible “expulsaba” el semen.

Es muy importante que saquen bien sus cuentas o compren pruebas de ovulación para que hagan todo esto sus días más fértiles.

Nosotras elegimos a un donante conocido, pero no apegado (o sea, no es frecuente). Mi nena lo conoció hace mucho, también tomamos en cuenta que él ya tenía dos hijos. Esto nos ayudó a confirmar de alguna manera que no era estéril o cosas por el estilo. 😉

Esperamos esta información les sea útil.

12674389_10153263027001389_418383533_n

Les deseamos lo mejor Caeli, Ana y Rosa. 😀

Deja un comentario